Los bancos no están a la altura de las circunstancias

Por Aldo Hernando

Desde esta columna se han remarcado las buenas actuaciones de los distintos gobiernos municipales de la provincia de Buenos Aires, así como la del gobierno provincial y nacional. Los jefes comunales, tanto los del interior como los del gran Buenos Aires, vienen realizando un buen trabajo, coordinados con el gobierno provincial y bajo las directivas del gobierno nacional que lleva la directiva máxima.

También se está viendo una rápida respuesta a las consecuencias económicas que vendrán con el Coronavirus, que seguramente no alcanzarán y serán pocas teniendo en cuenta que la crisis, según analizan los economistas, sería similar o peor a la gran depresión de 1929.

Y en las posibles respuestas a la crisis económica que ya estamos viviendo, quiero detenerme en un sector específico, que sostengo no viene estando a la altura de las circunstancias. Y aquí el gobierno, por acción u omisión es en parte responsable de esto. Me refiero a los bancos, tanto públicos como privados.

Los bancos podrían estar haciendo mucho más de lo que hacen. Más créditos blandos para las pymes, entre tantas otras. Han tenido exhorbitantes ganancias durante éstos últimos años, y la mayoría de las veces son los grandes ganadores, con cualquier gobierno.

Por esto es que se les pide un poco más de compromiso ante tamaña circunstancia. Deben pensar que si las pequeñas y medianas empresas, sus clientes, quiebran, también ellos se verían afectados. Por lo tanto deben ponerse los pantalones largos y colaborar. Como se dice mucho en esta época, nadie se salva solo.

Un poco de política partidaria

La política no se toma vacaciones. Y si bien, tanto oposición como oficialismo, están trabajando coordinadamente y eso es una buena noticia, eso no quiere decir que todos no se estén moviendo. Volvió Emilio Monzó y destacó la foto del presidente con todos los gobernadores junto al Presidente para anunciar la renegociación con los bonistas, asegurando que «es una de las mejores fotos que ha ofrecido la política en los últimos años», en una columna publicada en La Nacion.

Mientras tanto, sus legisladores provinciales no se quedan quietos y presentan proyectos que darán mucho para debatir. Guillermo Bardon presentó un proyecto para que los intendentes puedan reasignar fondos específicos por la emergencia sanitaria. Un tema que dará mucho que hablar.

Maria Eugenia Vidal, mientras tanto, se sigue moviendo donde más le gusta, el área social. Armó una ONG con la que coordina donaciones para ayudar en la emergencia. Pero no descuida la política partidaria y junta la tropa llamando a dejar de lado las críticas en este momento. ¿Juega en tándem con Rodriguez Larreta que pide lo mismo a los intendentes del PRO.

El peronismo volvió al gobierno pero las grietas internas siguen vigentes. La pelea que se anticipaba entre gobernadores y La Cámpora comenzó hace rato, quizá desde que Alberto Fernández obtuviera el triunfo en octubre. El alejamiento de varios funcionarios de Desarrollo Social fue sólo un capítulo más. La pelea no parece tener fin por ahora. Mientras tanto, Alberto Fernández está queriendo tener a Moyano de su lado. Y Cristina Fernández, desde las sombras, avisa que no se callará cuando observe situaciones que no le gusten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *