Este domingo es el Día Mundial de la Croqueta, un plato bautizado por los Reyes como «Croquettes à la royale»

A partir de una idea de la agencia de comunicación «Ideas Bien Contadas»

Sábado 15 de Enero de 2022 – Este domingo, 16 de enero, se celebra el Día Mundial de la Croqueta, una idea que surgió de la agencia de comunicación «Ideas Bien Contadas», que dio forma a una campaña para un restaurante de Madrid especializado en croquetas.

.

Se dice que la palabra croqueta proviene de la onomatopeya croquer, que en francés significa crujir y es el sonido que debería hacer este riquísimo plato al entrar en contacto con el paladar.

.

Hay quienes dicen que fue una idea del chef de la corte de Luis XIV en el año 1619 y otros le atribuyen el invento gourmet al fundador de la cocina clásica, Monsieur Escoffier, en 1898. Lo que no se discute es que es de origen francés.

.

El primer registro histórico donde se ve reflejado este manjar, data del año 1817, específicamente el día 18 de enero cuando Antonin Cáreme decidió presentar un plato de croquetas en un banquete para el príncipe regente de Inglaterra y el Gran Duque Nicolás de Rusia. Aquello maravilló de tal forma a los nobles que el plato fue bautizado con el nombre de «Croquettes à la royale».

.

Ingredientes:

1 cucharada sopera de aceite de oliva
2 cucharadas soperas de harina
1/4 litro de leche o un poco más
1 huevo
100 g de pan rallado
Nuez moscada
Sal

.

Se tuesta la harina para la bechamel: se pone la sartén en el fuego con el aceite. Cuando esté un poco caliente (bastante antes de echar humo) se aparta la sartén y se va echando con una cuchara de madera la harina a la sartén, moviéndola hasta que se vea que se hace masa. Es importante removerla durante 3 o 4 minutos para que se tueste la harina y las croquetas no sepan a harina cruda.

.

Se hace la bechamel: se pone nuevamente la sartén en el fuego flojo y se añade la leche poco a poco; sin parar de mover la masa hasta que esté cocida y consistente. Entonces se añade la nuez moscada, un poco de sal y el ingrediente elegido picado. Se deja cociendo en la sartén sin parar de moverla hasta que se espese.

.

Se enfría la masa de las croquetas: una vez espesa la bechamel, se vacía en una fuente y se deja enfriar fuera de la nevera durante una hora aproximadamente. Después, se mete en la heladera unas dos horas como mínimo tapándola con papel film para que no se seque. Esto hasta que la masa se enfríe del todo y quede bien espesa.

.

Se dan forma a las croquetas caseras: se baten los huevos aparte. Una vez fría la masa, con mucho cuidado y con la ayuda de dos cucharas, una en cada mano, hay que moldear las croquetas del tamaño de la cuchara más o menos.

.

Luego, las croquetas se van pasando por el huevo y se dejan en el plato del pan rallado. Ahora con las dos manos recoge la croqueta al mismo tiempo que coges un montón de pan rallado con las manos, para que no se te pegue a los dedos.

.

Empana bien la croqueta y dale la forma, que quede bien cubierta y compacta. Y así con todas. Dejalas en un plato grande. Cuando ya estén todas empanadas hay que meterlas en la heladera por una hora.

.

Se fríen las croquetas: se fríen en bastante aceite caliente, que las cubra. Dales la vuelta con cuidado y ten cuidado porque se queman muy rápido. Cuando se ponen doradas se sacan y se ponen a escurrir sobre papel de cocina.

.

Fuente: diainternacionalde.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *