Permitirse planificar y relajar en vacaciones de invierno desde casa

Por Elizabeth Selva (Mat. Prov. 93695)

Hola, como están, esta semana me tome unos días para volver a la calma y les escribo hoy; quiero compartir con ustedes una reflexión para que podamos ser conscientes, de que se vienen 15 días de receso escolar y conviene tomar consciencia tanto chicos, adolescentes y adultos de poder desconectarse de la rutina y el exceso de pantallas.

Este es un año muy especial, vacaciones de invierno dentro de la pandemia. Ser conscientes del gran esfuerzo que han realizado los niños, jóvenes, los padres: acompañándolos; los docentes acomodándose a manejar tecnologías en tiempo record igual que todas las familias que estuvieron dentro de este nuevo proceso de aprendizaje.

¡Quiero felicitarlos a todos por haber llegado hasta acá!

Si hacemos una recapitulación desde el 15 de marzo, los chicos empezaron el confinamiento social preventivo en ese momento, su escolaridad paso a desarrollarse desde casa, como todos sabemos y fue la opción más conveniente y protectora por la situación del Covid-19.

Quiero felicitar a los niños, los jóvenes, cada uno con su etapa escolar. Cuántas horas por la plataforma zoom, meet, con seños, con profesores tuvieron. Valorizar el trabajo de las escuelas, directivos, docentes, que tuvieron que tuvieron que implementar en tiempo récord la forma virtual para trabajar, adaptando los contenidos, viendo la forma de hacer aportes y llegar a los chicos, a los jóvenes de manera didáctica y entretenida.

Valorizar el trabajo de los padres y madres, muchos trabajando desde su casa, otros sin trabajo; acompañando a los chicos en hacer las tareas; en ser un sostén más fuerte y sólido que el habitual, ya que el recurso de la virtualidad es muy bueno a los fines de seguir los lazos y la comunicación; el rol de los padres como contención y guía volvió a tener un peso más fuerte por esta situación de confinamiento; la verdad es positivo este aspecto a nivel vínculos afectivos.

Los jóvenes y adolescentes, hicieron un esfuerzo muy importante; están en una edad difícil, compleja; donde necesitan estar con sus amigos y el desafío de estar en casa; es y fue un desafió interesante. Aprendizajes como: respetar límites, desarrollar valores, como la perseverancia, de una forma novedosa para ellos.

Las evaluaciones cambiaron por los trabajos prácticos, la juntada por los trabajos prácticos ahora por zoom, las meriendas virtuales con los preceptores. Un gran esfuerzo han hecho.

Conviene ir evaluando y observando las etapas de la pandemia y valorizar el camino recorrido, lo logrado, los crecimientos realizados. Me parece que la culminación de esta primera etapa del ciclo lectivo es un buen momento para descansar, relajar y observar nuestros logros personales, las fortalezas que hemos desarrollado, los valores que reactivamos.

Termina la primera etapa escolar de este año y comienzan las vacaciones de invierno. Este año es un año de aprendizajes. Pandemia y aprendizajes. Recomiendo que cada uno de ustedes pueda valorizar este tramo recorrido, vivenciado, que la verdad nadie nos preparó para estar en confinamiento social de más de 120 días; me encantaría que este escrito pueda ser un mensaje expansivo que pueda llegar a cada niño, cada joven, cada padre, madre, maestra, profesor, directivos, este es un mensaje de Reconocimiento a todos y cada uno de ustedes; porque para seguir crecimiento necesitamos del amor, del afecto y el reconocimiento. Este es mi humilde reconocimiento a todos ustedes.

Se merecen mis felicitaciones, que los docentes puedan hacerle llegar esto a los padres, que lo compartan con sus alumnos, las seños con sus alumnitos, los profesores con los jóvenes. Se merecen la felicitación por el gran esfuerzo realizado, no solo a nivel académico; sino a nivel personal: poder aceptar y atravesar con valor y calma esta pandemia desde casa.

También valorizar la complejidad de convivir tanto tiempo juntos sin poder hacer sus actividades y de esparcimiento, sin estar con sus amigos, para los niños y los jóvenes es un gran desafío que pudieron llevar a destino.

Ahora que la semana próxima empiezan las vacaciones de invierno se presentan nuevas aventuras, por decirlo desde un lugar de afrontamiento positivo de la situación.

El objetivo: poder descansar, relajarse, desconectarse del exceso de pantalla, volver a jugar en familia. Sería conveniente en términos de salud mental, o reducción del estrés que los adultos puedan de algún modo sumarse algunas horas a salir de la rutina diaria y poder conversar con los chicos y los jóvenes de que pueden hacer juntos para relajar desde casa: mirar pelis divertidas, volver a los juegos de mesa que en algunas familias están medio olvidados.

En terapia familiar estamos trabajando y orientando a las familias tomar estas semanas para poder ser creativos, permitirse salir de la rutina un par de horas, observar si se flexibiliza y salir a dar alguna vuelta por las cercanías con los niños , con todas las precauciones como todos ya sabemos.

Transmitirles y felicitar a los chicos, los jóvenes por esta etapa lograda. Premiarlos con amor, afecto, golosinas, con algunas comidas ricas, como hacían nuestras abuelas mimarnos con las comidas preferidas, al dar amor y afecto no es cuestión de llenarlos de regalos costosos, sino de acciones que ellos sientan el amor y afecto auténtico de ustedes.

En este tiempo han desarrollado valores que a nivel social estaban como olvidados, por los gobiernos que le dan de comer en la boca a la gente y no le enseñan a pensar y a trabajar enserio. Se descubrió desde casa el valor de la perseverancia, la constancia y la paciencia.

Estos tres valores me parecen excelente que tanto niños y jóvenes los incorporen y los internalicen. En el posgrado de liderazgo y psicoterapia de grupo desde las Nuevas Ciencias de la Conducta que realice allá por el año 2003, trabajamos lo que era educación en valores, y la propuesta era desde jardín incorporar los valores a través de distintas actividades.

He desarrollado en colegios participaciones y aportes en el aula y trabajar valores como la paz, como hacer un mundo pacífico desde el aula, enseñando entrenamiento en relajación a los niños de primer grado lo realice en dos oportunidades. Son pequeñas puertas que se abren cuando la
mente y el alma de los docentes están abiertas.

Soy una agradecida de la vida de las personas que abren puertas para permitir desplegarme a otras experiencias. Voy a estar siempre agradecida a la docente que abrió estas puertas. La seño Vaina Pestrin. Mis manos siempre están dispuestas a dar, está del otro lado cuando se permiten ser humildes y permitir el aprendizaje de nuevos recursos.

Este año realmente es un año de mucho aprendizaje, También desarrollar la fe, no desde una religión, sino la fe inquebrantable de que vamos a salir bien de esto. Fe y perseverancia. Recuperar estas vacaciones dentro de casa, vamos a esperar si hay algún pequeño movimiento o acción que se pueda flexibilizar; recuperar la capacidad de juego, volver a reírnos padres e hijos, mirar comedias juntos. Re descubrir el valor del juego en familia: recuerdo
cuando jugaba a la escoba de quince, la lotería, el domino, las damas.

Recuperemos el valor del juego porque jugando se puede construir la realidad desde un lugar de salud, decía winicot. Él decía que la realidad se construía desde niños jugando. Hoy volvamos a jugar con juegos simples, el otro día mis hijas jugaron al tuti fruti con sus abuelos por zoom, novedoso.

A la distancia compartieron afecto y juego con sus abuelos. Les dejo la idea para que los niños jueguen a la distancia con sus abuelos, sus tíos. Bajemos las horas de pantalla. Con los adolescentes, volvamos a jugar a algún juego de mesa, el TEG, el mil millas, antes estaba el estanciero, ahora está el trust que es de comprar y vender países, el twister, el uno, el dos estos dos últimos son de cartas, para todas las edades muy divertidos. Los clásicos como el carrera de mente, el preguntado, la lotería. Volver a jugar en familia.

Otra opción que hoy tiene a los jóvenes y los no tan jóvenes haciendo videos divertidos tik tok, si sus hijos les permiten hacen algún tik tok entre padres e hijos puede ser muy divertido siempre y cuando ellos se los permitan. A ser creativos, descansar, recuperar energías y vamos viendo como salimos poco a poco de esta pandemia.

Instagram @licelizabethselva
Consultas y psicoterapia on line 155 656 2089

2 pensamientos sobre “Permitirse planificar y relajar en vacaciones de invierno desde casa

  1. Estamos aprendiendo todos realmente!!! Está bueno darse un descanso a todo lo que hacemos y me parece muy importante el tomarse un tiempo de jugar en familia, que es un hábito perdido!!! Gracias por todo los aportes que nos hacés!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *