Pandemia, crisis económica y ¿una oportunidad?

Por Aldo Hernando

Habló Alberto Fernández y anunció que se extiende la cuarentena obligatoria hasta el 10 de mayo, pero en las ciudades con menos de 500.000 habitantes los gobernadores tendrán la posibilidad de flexibilizarla. El resto sigue como hasta ahora, con la diferencia de poder salir una hora a caminar en un radio de 500 metros. Esta semana se anunciaron nuevas excepciones para que algunos sectores puedan volver a trabajar durante la cuarentena.

La economía está en crisis, pero en los últimos días el Gobierno nacional ha tomado medidas importantes que buscan contrarrestaar los efectos negativos que conlleva la cuarentena obligatoria en vastos sectores. Pago de sueldos a empleados de empresas privadas, Ingreso Federal de Emergencia, créditos a tasa cero, entre otras. Si bien puede no ser suficiente, es un paliativo.

La semana tuvo, entre sus noticias más relevantes, la pelea entre la oposición y el oficialismo por las sesiones legislativas, y la «disputa» entre Cristina Fernández y la Corte Suprema de Justicia de la Nación por las sesiones online. Finalmente la Corte señaló que el Senado tiene las herramientas para determinar su funcionamiento. Con eso pateó la pelota y Cristina lo tomó como un si para hacer las sesiones virtuales, y como una victoria que festejó en redes sociales.

En la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y los intendentes, sobre todo los del Gran Buenos Aires y los de su mismo partido, parecen no ponerse de acuerdo para llevar una buena relación. Ahora el problema se centró en el dinero que los intendentes piden para solventar los gastos de sus municipios, ya que sus recaudaciones se vieron afectadas por la crisis. Los intendentes querían nueve mil, la Nación giró cinco mil y Kicillof les dio cuatro mil millones. Una pelea que ya viene desde el comienzo de la gestión, cuando el gobernador puso varios jugadores propios en los cargos y relegó a los intendentes.

Buen trabajo siguen realizando los intendentes de la provincia, en la primer línea de batalla contra el Coronavirus. Esta semana, la provincia flexibilizó la cuarentena, y permitió que algunos sectores volviesen al trabajo, en 48 distritos.

Por otro lado, continúan a buen ritmo las obras en hospitales y centros de salud para en varios municipios. Una buena noticia para el sistema sanitario provincial y para los sectores de la construcción que pueden seguir trabajando.

Urge que desde el gobierno nacional, y lo mismo a nivel provincial, se arme una mesa de economistas de la oposición y el oficialismo, para comenzar a evaluar las pensar la postpandemia, además de pensar medidas para el presente. Podría ser la oportunidad para poner en funciones el tantas veces reclamado Consejo Económico y Social en la provincia y en el país, donde técnicos, sindicatos, oposición, gobierno y sectores de la sociedad civil, puedan pensar medidas para el mediano y largo plazo, y también la evaluación de las medidas del corto plazo. Sería un buen momento, ahora que la mayoría de la clase política parece querer dejar la grieta en el pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *