Opinión: No nos dejemos arrastrar por la psicosis del gobierno

El autor fue concejal (MC) en Lomas de Zamora

Por Fabio Abraham*

 

Martes 23 de Noviembre de 2021 – Pasadas las elecciones legislativas, como era previsible el gobierno perdió, llevando a su Partido Justicialista (PJ) a la peor elección que registra desde el retorno de la democracia.

Con la enorme y torpe inyección económica, bruta dádiva disfrazada de ayuda, el PJ recuperó algunos puntos con respecto a las primarias en los tradicionales lugares que corresponden a la tercera sección electoral, sur del conurbano, pero no le alcanzó para dar vuelta la elección, lo que implicó que por primera vez el peronismo perdiera la mayoría del Senado.

Sin dudas es la consecuencia de una política errática y descontrolada, sin objetivos, salvo la permanencia en el poder de funcionarios sin ideas y sospechados de prácticas corruptas, de desbarajustes penosos en la política sanitaria, el estrepitoso fracaso en la educación, la brutal inseguridad que sigue en alza.

Todo este cóctel lamentable está enmarcado en una producción en los peores niveles y una inflación galopante que nos ubica detrás de Venezuela, Sudan y Surinam en un horroroso cuarto puesto mundial, sin dejar de señalar también a la corrupción, casi un mal endémico.

En cualquier lugar del mundo nadie se preguntaría como ganó la oposición, si no que pasó que un poquito más del 30% voto al gobierno.

Cuando vemos que después de la derrota convocan a festejar el triunfo, tenemos que razonar que no sólo son un mal gobierno con funcionarios que dan pena cuando hablan, como el gobernador y la primer candidata a diputada de la Provincia, sino que estamos conducidos por un gobierno esquizofrénico.

La oposición triunfante, no fue ni es un techado de virtudes, en lugar de convertirse en cuasi contestatarios de las barrabasadas en declaraciones y hechos del oficialismo y de salir de la puja de egos, esta alejada de la madurez que requieren estos difíciles tiempos que nos toca transitar y demostrar la respuesta urgente a los mismos con un plan de gobierno a corto, mediano y largo plazo, que pueda estabilizar al país, recuperando al menos, la previsibilidad.

En este caso la Unión Cívica Radical (UCR) es el partido por excelencia que por su territorialidad y sus cuadros políticos tiene mucho para aportar a las provincias y a la Nación.

Es momento de discutir que educación queremos para los próximos 50 años, que salud pública queremos, como bajamos los índices de inseguridad y como logramos que el país produzca para generar trabajo y que haya una redistribución justa para volver a tener movilidad social ascendente como la tuvieron nuestros mayores.

Hacia adentro de la alianza, la locura no se combate con más locura, la ordinariez no se combate con más ordinariez, al peronismo (kirchnerismo) no se lo combate con más Peronismo.

Pero además es tarea básica de la oposición abrirse a un profundo debate sobre la anomia que nos atraviesa como sociedad y que degrada nuestra cultura.

En la provincia de Buenos Aires donde ganó la UCR mayoritariamente se volvió a ganar en las generales y donde en las primarias ganaron las versiones mas peronistas del PRO el kirchnerismo retuvo y amplio la diferencia en las generales como por ejemplo el sur del conurbano.

Este proceso que viene es el de las ideas, la sensatez, el construir un país para nosotros y nuestros hijos saliendo de esta grieta, dejando atrás locura, eslogan y fanatismos de derecha, construyendo una nueva mayoría que conduzca de aquí para adelante la salida de nuestro querido país.

* ex secretario de Gobierno y concejal (MC) de la UCR en Lomas de Zamora

Fuente: notasenred.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *