Nuestra casa arde

Por Aldo Hernando

Domingo 30 de Agosto de 2020 – Sólo en la última década, en nuestro país se ha deforestado un promedio de 240.000 hectáreas anuales de bosques nativos y el Gran Chaco es una de las ecorregiones más afectadas por esta problemática. (Laura Rocha – Infobae)

Ayer, 29 de Agosto, fue el día del árbol, un recordatorio de la importancia de proteger las superficies arboladas y bosques. Los árboles, entre otros muchos beneficios, transforman el dióxido de carbono, responsable del efecto invernadero, en biomasa, minimizan los riesgos de inundación, y evitan la erosión, entre otras muchas funciones.

En la última década, se deforestaron en Argentina un promedio de 240.000 hectáreas anuales de bosques nativos y el Gran Chaco. Según el Informe Bosques Vivos ‘Living Forest Report’ del Fondo Mundial para la Naturaleza, el Gran Chaco Americano es uno de los 11 frentes de deforestación del mundo.

El Gran Chaco es una región geográfica ubicada en el centro – sur de América del Sur, que se extiende por parte de los actuales territorios de Bolivia, Paraguay, y Argentina. Incluye la parte sur de la región de los llanos orientales de Bolivia, una pequeña parte del sudoeste de Brasil, la región occidental de Paraguay y la parte central del norte argentino o región chaqueña argentina.

La Fundación Vida Silvestre señala que el Gran Chaco Americano es la ecorregión boscosa más extensa del continente después del Amazonas y la más grande de bosques secos de América del Sur. Sin embargo, es una ecorregión con una amplia diversidad de ecosistemas tales como pastizales, humedales y palmares, todos ellos distribuidos en dos grandes subregiones: el Chaco Seco y el Chaco Húmedo.

La ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, regula el uso de los bosques nativos. La ley tiene como objetivos reducir la deforestación en Argentina, la conservación de los bosques nativos, la regulación y gestión responsable del uso forestal, y la promoción del manejo sostenible de los bosques. Fue sancionada el 21 de septiembre de 2007 por el Congreso de la Nación Argentina y reglamentada mediante el Decreto 91/20093​ en febrero de 2009 por el Poder Ejecutivo (a cargo de Cristina Fernández de Kirchner) 

“Queremos requerirle formalmente a su persona que intervenga con suma urgencia ante esta crisis socioambiental reinante en Argentina, en apoyo a la lucha de años de la sociedad civil por la sanción de una Ley Nacional de Humedales y una efectiva implementación de la Ley de Bosques Nativos, entre otra legislación socioambiental, así como por la salvaguarda de los derechos de pueblos originarios y comunidades locales, tradicionales e isleñas, y en general de toda la ciudadanía argentina”, solicitaron representantes organizaciones ambientalistas al relator especial de Derechos Humanos y Medio Ambiente de la Organización de las Naciones Unidas.

Es urgente que desde los distintos estamentos estatales se tomen medidas al respecto. La ley debe cumplirse. Se están perdiendo miles de hectáreas y a nadie parecería interesarle. Es tiempo de pasar a la acción. Las políticas ambientales deben estar entre las cinco prioridades de cualquier gobierno y debe ser una política de estado.

Cuando se habla de economía todos tienen un plan, lo mismo cuando se habla de seguridad o justica, educación o salud. Pero en cuanto a las políticas ambientales muy poco, se la deja al fondo para alguna ocasión especial en la que se dice alguna linda frase, cuando debiera ser central.

Debemos entender que somos parte del ambiente. Somos ambiente. Al destruir los bosques, los humedales, contaminar el aire y los ríos, nos estamos contaminando a nosotros mismos. La destrucción del ambiente también afecta nuestra salud, y está comprobado por varias investigaciones científicas.

Activemos antes que sea demasiado tarde. Los focos de incendio se registran en Córdoba, Catamarca, La Rioja, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Buenos Aires, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero y Misiones. ¿Vamos a seguir mirando para otro lado mientras nuestro territorio arde?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *