Notas de la realidad bonaerense

Por Aldo Hernando

Domingo 26 de Julio de 2020 – Momentos duros nos toca vivir en esta pandemia. El Coronavirus Covid-19 ha tenido un rebrote en varias provincias, entre ellas Jujuy, que ha tenido que volver a fase 1. De todas formas, el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) sigue siendo el foco de mayor contagio. Desde el gobierno bonaerense ya se habla de volver nuevamente a una cuarentena estricta si no se estabilizan los casos. El sistema de salud en la provincia de Buenos Aires está estable, por ahora. Y esperemos que siga así.

La pandemia está en el pico. Más que nunca debemos cuidarnos. Pero, luego de más de cien días de estar adentro, es difícil seguir pidiéndole a la gente que se quede adentro y ya comienzan a verse personas en las plazas y surgieron varios casos de fiestas clandestinas que fueron focos de contagio. Debemos establecer un nuevo acuerdo social entre ciudadanía y gobierno, para poder salir airosos y lo menos afectados posible de esta crisis sanitaria y económica.

La economía es otro factor determinante. Varias pequeñas y medianas empresas tuvieron que cerrar sus puertas, se perdieron muchas fuentes de trabajo, y puede que siga empeorando. Todo depende, en gran medida, de las medidas que anuncie el gobierno nacional y de que se solucione el tema de la deuda externa. Por otro lado, el dólar paralelo no para de subir y el efecto en los precios puede ser devastador.

Las finanzas provinciales y municipales no pasan por su mejor momento, pero de todas formas no se han registrado inconvenientes en el pago de sueldos y aguinaldos publicos. Una reforma tributaria es también una cuestión pendiente en la Argentina, asú como un nuevo régimen de coparticipación.

Una cuestión para destacar es la obra pública en materia de salud. Se ha invertido muchísimo dinero en la construcción de hospitales modulares, centros de salud y equipamiento médico. La “Operación Shangai” es realmente impactante en cuanto a la cantidad de insumos que se han traído para los hospitales y los trabajadores de la salud. Obras que fortalecen el sistema de salud, también pensando la pospandemia. También, es para destacar la inversión en materia vial que se está comenzando a ver.

Entre las cuestiones que dejó la política bonaerense esta semana, no se puede dejar de mencionar lo que Infobae publicó en el día de ayer. Un audio del Intendente de José C. Paz, Mario Ishi, en una discusion con trabajadores de la salud que reclamaban mejores condiciones laborales, que él los había cubierto cuando vendían droga en las ambulancias. Una situación de extrema gravedad. Un Intendente que, conociendo la situación de venta de droga, no lo denunció. Es esperable que la justicia investigue la situación y la esclarezca.

En el plano partidario, hay que destacar que Consenso Federal continúa haciendo reuniones virtuales. Esta semana realizó un masivo zoom con más de doscientas personas, que contó con la presencia de Roberto Lavagna, quien habló de la economía, la política, aunque no confirmó si aceptará el pedido del Presidente Alberto Fernández para formar parte de su gabinete.

Por otro lado, la interna radical comienza a tomar temperatura. Abad y Posse disputarán la silla de máxima autoridad partidaria del centenario partido en la provincia de Buenos Aires. Gustavo Posse (Intendente de San Isidro), por ahora, está más centrado en la lucha contra la pandemia, pues está en el centro de la pelea, pero no le quita atención a la disputa. Maximiliano Abad, al ser diputado provincial, tiene un poco más de libertad para moverse.

En el peronismo manda el pragmatismo y la sangre no llegó al río. Mientras tanto, Alberto Fernández “congeló” a Alicia Castro para su puesto de embajadora en Rusia por sus criticas a la politica exterior. Por otro lado, se filtró una pelea entre los ministros de seguridad nacional y bonaerense, Frederic y Berni, y desde el kirchnerismo sospechan del albertismo; una muestra de que están dispuestos a dar pelea.

Felipe Solá sufrió esta semana un embate por el posible acuerdo con China con respecto para la exportación de China, pero no salió a responder. Solo publicó un tweet donde le agradece al Presidente por haberle devuelto la política exterior a la Cancillería. Solá es uno de los ministros que al parecer está en la cuerda floja y sería reemplazado. No es el único. Son varios los ministros de los que se dice lo mismo. No es una buena señal que, no habiendo llegado al año de gestión, haya tantos funcionarios de los que se habla que podrían salir. Aunque tan sólo sean operaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *