En emergencia y con muchos desafíos

Por Aldo Hernando

El periodismo es necesario. El buen periodismo es imprescindible para nuestra vida en sociedad. Necesitamos conocer lo que pasa a nuestro alrededor. Lo bueno y lo malo. Lo que nos quieren mostrar y lo que no. Los y las periodistas debemos ser quienes investiguemos lo que nadie quiere investigar, echemos luz sobre lo que otros pretenden oscurecer. Pero también debemos llevar esperanza y mostrar las cosas bien hechas. No se trata de ser negativo todo el tiempo porque tampoco sirve.

Esta semana se debatió la emergencia económica y asistimos a una jugada magistral empezada por vaya a saber que jugador pero motorizada por Juntos por el Cambio. La discusión iba por un lado y terminamos todos discutiendo el gasto en la política e inclusive Alberto Fernández extendiendo las sesiones extraordinarias para tratar un proyecto que elimine las jubilaciones de privilegio.

Los tiempos han cambiado y la política ya no es la misma que en el siglo pasado. El peronismo ya no es el monstruo que se comía todo. Ya no sólo le gana alguien como Alfonsín, que venía de un partido también de mayorías como la Unión Cívica Radical, sino alguien que viene de un partido vecinalista, por más que digan, y es cierto, que contó con ayuda del peronismo y radicalismo. La gente, por otro lado, está cada vez más descreída e independiente. Cada uno es su propio partido y los referentes pasaron a ser quienes representen el sentido que cada persona tiene de cada cosa.

Por otro lado, y cambiando rotundamente de tema pero no tanto, ayer vino Fabiola Yañez, la primera dama, a la República de los Niños, y se juntó con Julio Garro y Victoria Tolosa Paz. ¿El rumor que andaba circulando se concretará?

En lo provincial, Axel Kiciloff también logró su emergencia sin antes ceder en varias cuestiones. Y habrá que ver ahora y a comienzos del año que viene, que se terminen de acomodar y conocer a fondo la realidad de los números provinciales, los primeros proyectos de la nueva gestión. No será fácil gobernar la provincia de Buenos Aires, pero menos lo será dentro del mar de internas en el que está el Frente de Todos. Kiciloff tendrá que ser un equilibrista para tratar de no molestar a nadie, pero también deberá impedir que ese equilibrio no frene la gestión.

Muchos desafíos esperan a Alberto Fernández, Axel Kiciloff y a todos los intendentes de la provincia de Buenos Aires que asumieron sus mandatos. Muchas soluciones que la gente quiere ya mismo, que viene esperando hace demasiado tiempo. Desafíos económicos, políticos y sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *