Disfrute con conciencia, ética, responsabilidad y empatía social lo que llegó para quedarse

Por Elizabeth Selva*

Lunes 31 de Agosto de 2020 – Muy buen lunes para todos ustedes, hoy múltiples para reflexionar y seguir incorporando normas, valores para que entre todos nosotros podamos ir creando la mejor realidad posible para crear la Argentina que se viene.

En la entrega anterior reflexionamos acerca de la proyección de futuro post pandemia. Acerca del año de aprendizaje que es este 2020. Tomarnos esta pandemia con responsabilidad y conciencia es lo que ayudara a bajar la barrera de contagios.

Hay conductas que ya hoy en día están implícitas, son parte de lo normal dentro de la pandemia: uso de tapabocas, la distancia entre persona y persona para estar cerca, utilización de protocolos cuando se entra en un local comercial: que nos pongan alcohol en gel en las manos tanto al ingreso como al egreso; me parece redundante escribirlo; pero si todos lo tuviéramos incorporado como conductas diarias de protección hubiera bajado la curva de contagios.

Por otro lado, el egoísmo y la conducta tan argentina, “hago lo que yo quiero y no me importa el otro”, se habla que un gran porcentaje es por las reuniones familiares y con amigos en ambientes cerrados; actos sin consciencia e inmadurez. Parece que la empatia social no está asimilada aún.

La gran cantidad de médicos y enfermeros fallecidos esta semana; esas familias que quedaron sin sus seres queridos; los equipos profesionales dentro de los hospitales quedan sin parte de su grupo con la partida de muchos de ellos; ¿quién ayuda a los profesionales
que quedan a procesar y elaborar tanto dolor y tristeza? Soy
coherente y algo de este tema lo mencioné la semana pasada, esta
semana fallecieron muchos más médicos y enfermeras. Qué parte no
se entiende, que hay mucha gente que se está muriendo.

El mal del mediocre: parece que hasta que no se contagia o muere alguien cercano o conocido de Covid-19 no toman mayores recaudos. Es triste, respecto a las provincias que tuvieron que retroceder defase, porque volvieron a subir los contagios. Muchas veces uno como profesional piensa idealmente que las personas pueden aceptar y asimilar mejor la nueva información dada la situación de pandemia.

Es una lástima que tanta gente vienen haciendo acciones cuidadas y tomando conciencia y por un sector de la población que se resisten a aprender y ser empáticos perjudican a todo un país. Cuanto más tarden, más se alargara la pandemia. Por otro lado, traigo un tema nuevo a incorporar:

Disfrute con conciencia: se han habilitado para estas semanas deportes individuales, bajo determinados protocolos. A que me refiero con disfrute a conciencia: están los días más lindos y la gente empieza a salir al aire libre, los chicos y las chicas con las bicis, con patines.

Ayer tuve la experiencia de ir a una plaza y fue interesante la observación de como de a poco se empieza a internalizar que es lo que se viene, hasta que haya una vacuna o tal vez el uso de tapaboca sea por largo tiempo hasta que termine en algún momento la pandemia.

Esto es parte de lo que viene para quedarse, desde un buen lugar. El disfrute con conciencia: gente a distancia caminando por la plaza con sus barbijos, las calles laterales de la plaza cortadas, para que tanto niños, jóvenes o adultos pudieran andar con sus bicicletas, sus patines, monopatines; grupos reducidos de adolescentes con sus tapabocas caminando; estos son pequeños grandes indicadores que entre todos podemos ir creando una realidad más acorde a las necesidades de las personas en esta etapa de la pandemia.

Nos conviene de a poco y a conciencia, valorizar y poder hacer este tipo de salidas de esparcimiento, bajo los protocolos de cuidado. Esta etapa de la pandemia es como un juego de obstáculos a superar, ir saliendo de la pandemia es un proceso a seguir con objetivos cortos y escalonados.

El disfrute a conciencia como una de las bases para el cuidado de la salud mental actual de todos. Con este tipo de salidas cortas, podemos sentir de a poco, la creación de una realidad con algunas libertades en tiempos de pandemia.

Es vital la conciencia y responsabilidad como ingrediente esencial de este proceso, para que sea exitoso. Sumemos a todo esto dos valores más, que venimos trabajando desde mediados de abril: Ética y Responsabilidad.

Ética es hacer lo correcto, lo que está bien, conductas éticas, pensamientos éticos, acciones éticas. Desde algún lugar los medios masivos de comunicación, la tv de hoy en día, su gran porcentaje ha perdido la ética por una buena información; hay ex cesiones, un alto porcentaje del periodismo ha perdido la noción de la comunicación ética.

Es triste que esta semana pasada, sobre todos periodistas se han ensuciado unos a otros; en medio de unas pandemias distrae a la gente con peleas que parecen de vedette y no se le da importancia a hechos o situaciones que valen la pena darle importancia, comunicar y dar lugar para profundizar y lograr la empatía social.

Un ejemplo claro es la falta de empatía con situaciones como por ejemplo los grandes incendios en Córdoba; no se empatiza con las situaciones, no se brinda información en profundidad de distintos lugares del país. Necesitamos crecer como país y estar más en contacto con las distintas provincias, los distintos distritos; esto es un llamado a un cambio, en una mejora en los responsables de lo que comunican, sino lo que sucede es que hay gente dormida espiritualmente, que se mete información vacía para llenar sus cabezas con algo que decir y necesitamos personas, almas empáticas que piensen, que se ayuden entre los que tienen cerca a la distancia desde la protección afectiva.

Gente que sea consiente que piense para que le vaya a servir esa información que deja entrar; es muy amplio este tema, les prometo que en próximos escritos profundizo. Sería interesante que por parte de los medios, desde cualquier estrato político haya Ética y Responsabilidad.

Pienso: escribo para que la gente se cuide, tome conciencia, utilice protocolos para cuidarse y después, en medio de esta pandemia, quieren hacer una reforma del sistema judicial; no estarían siendo empaticos ni asertivos con la gente ni los tiempos, coherencia por favor; es un pedido de coherencia y por otro lado la gente se da cuenta de estas acciones que están fuera de momento.

Es triste, que la gente se da cuenta, que no hacen empatía con el hambre de liderazgo que tiene la Argentina. Un liderazgo adulto. Basta de padres y de madres, nos conviene construir una Argentina de adultos responsables, que piensen, que se forman para tener criterio, para inspirar a otros, a otras generaciones a ser mejores personas. A querer ser parte de este cambio, de poner cada uno su formación, su conocimiento, su amor para armar proyectos de una mejor Argentina.

Una Argentina responsable, ética, empática socialmente, necesitamos el compromiso y el amor de cada una de las personas que viven en este país; es un sueño grande, pero para construir mejores realidades necesitamos soñadores con formación y valores. Con grandes corazones, donde la deshonestidad y los egoísmos sean dos falsos valores que sólo lo que hacen es generar falsas grietas. Solo un gran territorio, para cultivarlo, necesitamos del esfuerzo y compromiso de todos. Me encantó compartir este espacio con ustedes.

*Psicóloga Clínica. Nuevas ciencias de la Conducta. Instagram: @licelizabethselva

5 pensamientos sobre “Disfrute con conciencia, ética, responsabilidad y empatía social lo que llegó para quedarse

  1. Muy buenas tardes!
    Cuatro Pilares Fundamentales para trabajar en el día a día!
    Gracias Querida Eli por Traerlo al PRESENTE!
    Abrazo y Buena Semana

  2. Ya aprendimos, en estos meses, a sobrellevar y enfrentar los cambios producto de la cuarentena.
    Poco a poco debemos aprender a tomar conciencia social, para salir con responsabilidad y Sin miedo.
    Gracias Elizabeth!! 😃

    1. Muchas gracias Flora Por leerlo!! Ojala que toda la sociedad tome conciencia de eso. Si lo hicieran la sociedad argentina de Terapia intensiva no publicaria que sienten que estan perdiendo la guerra. Es responsabilidad de todos los argentinos. Un desafio que nos convendria superar . Lic. Elizabeth Selva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *