Amor incondicional: la verdadera medicina para el alma

Por Elizabeth Selva *

Lunes 16 de Noviembre de 2020 – ¡¡Muy buen lunes para todos!! Pareciera que estamos empezando a salir de la tormenta y después de tantos meses, lunes a lunes escribiendo para acompañarlos, escribiendo acerca de distintos temas y escuelas psicoterapéuticas, he llegado a reflexiones mayores y qué se espera la vacuna, hay una medicina más profunda para el alma que el mundo necesita incorporar: el amor incondicional.

¿Qué es el Amor Incondicional? El Dr. Eric Berne, creador del Análisis Transaccional, y el Dr. Kertesz, quien trajo esta escuela psicoterapéutica a la Argentina y siguió con sus desarrollos científicos. Desarrollaron para el análisis transaccional diez instrumentos. Hoy vamos a trabajar con uno de ellos, el tercer instrumento: las caricias o estímulos sociales.

Las caricias o estímulos sociales, como sinónimos de amor, afecto. El Dr. Kertesz en su libro «Análisis Transaccional Integrado» dirá al respecto: “Tal vez este III instrumento sea el más potente y directo de todos los constituyentes del Análisis Transaccional. Detrás de su aparente sencillez, subyace la esencia de las relaciones humanas y se facilita la comprensi de muchas situaciones interpersonales así como el modo de resolverlas”.

Las caricias son “estímulos sociales dirigidos de un ser vivo a otro, reconociendo la existencia de este”. El concepto de caricias está relacionado a reconocer la existencia de la otra persona. Eso comienza desde la concepción, todos necesitamos ser reconocidos positivamente, ser abrazados, ser acariciados, abrigados, alimentados, alentados, elogiados.

Para transmitirlo de manera sencilla, cuando estamos en el útero materno estamos abrigados, contenidos, alimentados, si nos ponen música está comprobado que el bebe escucha la música y reconoce la voz de su mama.

Con el concepto de caricias, vamos a enfocarnos en los aspectos adecuados y sobre todo las caricias positivas incondicionales, que son las más potentes y las que toda alma necesita. Las caricias positivas incondicionales son las más profundas y valiosas porque reconocen la existencia del otro, reconocer al otro por el sólo hecho de ser y existir: un abrazo afectuoso,
un beso, un «te quiero mucho» sincero, «sus muy importante para mí», «un me importas», «sos valioso por el solo hecho de existir».

Reconozco al otro por el solo hecho de ser y existir. Esta pandemia nos sumergió a múltiples desafíos y uno fue el aprender a conectarnos con nuestro interior, darnos aliento, apoyo, protección, afecto; hubo gente que pudo hacerlo y darse a sí mismo las caricias positivas incondicionales, que necesitaban estas caricias positivas incondicionales, eso de amarnos y valorizarnos por el solo hecho de ser y existir está en relación a lo que es al amor incondicional.

Amarnos sin condiciones, querernos y aceptarnos por el solo hecho de ser, existir. Las auto caricias. Mucha gente que buscaba el reconocimiento afecto en el otro, con el confinamiento social, al no tener estas fuentes de afecto y reconocimiento, tuvieron ataques de ansiedad, depresión. Falta de estímulos sociales y reconocimiento desde algún lugar agotaron la batería afectiva interna.

La salida a esta situación son las auto caricias positivas incondicionales, es decir el amor incondicional. Les voy a dejar, para quienes necesitan desarrollar la forma de conectar con su interior y vivenciar el amor incondicional para ustedes mismos y los demás, un entrenamiento en
relajación y mediación
en mi canal de You Tube, que subí el jueves pasado (canal: Elizabeth Selva – Amor incondicional).

Les va a encantar y los va a relajar. Con un tema nuevo de kitaro, la música es súper relajante, los invito a vivenciar y desarrollar el amor incondicional a ustedes mismos y expandir el amor a su entorno, es muy potencializadora

Quiero agradecer al Dr. Fernando Lutz y la Dra. Cristina Chotro, quienes crearon esta meditación, que la venimos haciendo desde hace más de diez años, ellos han sido mis maestros en lo que es Análisis Transaccional y Nuevas Ciencias de la Conducta. Para quienes tomamos esta pandemia como una oportunidad, como un desafío para seguir creciendo dentro de casa fue vital aprender a darnos Amor incondicional, confianza. Para decirlo de manera sencilla, amor incondicional es darnos afecto a nosotros mismos, darnos caricias positivas incondicionales por ser, por existir.

Alentándonos, fuimos poniéndonos mes a mes nuevos objetivos de crecimiento y desarrollo persona y espiritual. En esta pandemia nos tocó atravesar momentos complejos de dolor, sufrimiento, nos dio la oportunidad de adquirir mayor profundidad emocional, empática y espiritual. Nos llevó a tomar conciencia de que había que darles amor y afecto a nuestros niños en casa, a las personas que queremos.

Nos enseñó a valorizar ya que no podía estar el abrazo, desarrollamos el impregnar a las palabras con amor y afecto. Nos enseñó que podíamos dar amor y afecto a la distancia, a conectar con otras almas, las cuales estaban comprometidas por marcar la diferencia y sembrar mensajes de amor y conciencia.

Para afrontar positivamente lo que queda de esta pandemia, y sanar de tanto estrés y ansiedad, conviene ser nuestros propios dadores de amor y afecto incondicional. El primer paso para una vida constructiva y positiva es aprender a conectar con nuestro interior, nuestro ser y conectar con el amor que podemos generar desde nuestro interior.

A nivel espiritual, reconocer la existencia del otro es aprender a conectar alma a alma, sin juzgarnos, solamente validad y aceptar al otro tal cual es.
A nivel espiritual, el amor como la energía y vibración más potente que acorta caminos, el amor como parte de la esencia de una vida, el amor a la vida, a las pequeñas acciones diarias.

Al aprender a darnos amor a nosotros mismos y a los demás. El amor como una elección y forma de vivir la vida, de a un día por vez, con calma. El mundo y las personas necesitan reconocer y aprender a conectar a través de los entrenamientos en relajación y la meditación, como medicina para llenar el alma y aprender a crear la realidad desde adentro, siendo conscientes de nuestras acciones, que sean de paz, amor, respeto mutuo al otro.

Les dejo una tarea para esta semana. Canal de You Tube: Elizabeth Selva -Amor incondicional, una o dos veces por día buscan un lugar cómodo y se conectan con la música y el sonido de mi voz, de esta manera van a ir bajando el nivel de estrés y llenando la batería de amor incondicional y expandiendo amor a través de esta mediación es muy poderosa y potente.
Mas amor, mas caricias positivas incondicionales, vas a ver como tu mundo se vuelve más bonito y armónico. Un cálido saludo

*Psicóloga (Mat. Prov. 93.695)|Nuevas Ciencias de la Conducta y espiritualidad

3 pensamientos sobre “Amor incondicional: la verdadera medicina para el alma

    1. Muchas Gracias Silvia!!! ojala este escrito llegue a mucha gente asi esparcimos la semilla del amor incondicional.
      beso grande Gracias por lunes a lunes acompañarme. Elizabeth

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *