Dos profesionales médicos de La Plata manifestaron su preocupación por la situación sanitaria

Martes 1 de Septiembre de 2020 – La Dra Judith Bernstein, profesora asociada de la Cátedra de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata, y el Dr Arnaldo Dubin, profesor adjunto de la Cátedra de Farmacología Aplicada y profesor titular de la Cátedra de Terapia Intensiva de la misma Facultad, expresaron su preocupación por la situación sanitaria que vive el país como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

«Sentimos que los médicos, enfermeros, kinesiólogos y todos los integrantes del equipo de salud están perdiendo la batalla contra la pandemia. El colapso del sistema sanitario está cercano. Los recursos para tratar a los pacientes con coronavirus se están agotando», manifestaron en una carta pública.

«La mayoría de los hospitales, y en especial las Unidades de Terapia Intensiva del país, , se encuentran con un altísimo nivel de ocupación. Hay una enorme ansiedad por el número de camas de terapia intensiva. Los recursos físicos y tecnológicos, como las camas con respiradores y monitores, son cada vez más escasos», expresaron ambos profesores.

«Nuestra mayor angustia es el recurso humano, la situación en la que se encuentra el personal que, a diferencia de las camas y los respiradores, no puede multiplicarse. Los intensivistas, en particular, que ya eran pocos antes de la pandemia, hoy se hallan al límite de sus fuerzas, raleados por la enfermedad, exhaustos física y anímicamente por el trabajo continuo e intenso, atendiendo cada vez más pacientes», argumentaron los profesionales.

«Ahora sentimos que a los trabajadores de la salud se van quedando solos, se los va dejando solos. Parece haber dos realidades. Una es la de los hospitales con la lucha brutal y desigual contra la enfermedad y la muerte. Otra, la de las calles y plazas, con cada vez más gente que quiere disfrutar, que reclama sus derechos, la gente que se siente bien por ahora, que no guarda las distancias y no se protege. Parecen ignorar el riesgo que existe para ellos y sus familias. La enfermedad acecha. Mañana, ellos podrían ser nuestros pacientes», manifestaron.

En ese sentido, llamaron a la sociedad a que reflexione y cumpla con las medidas «simples pero importantes»: distanciamiento social, (permanecer a más de 1,5 metros), uso de tapabocas (cubriendo nariz y boca), lavado frecuente de manos (con agua y jabón o alcohol en gel), no aglomerarse, no hacer reuniones, no salir más de lo imprescindible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *