El Instituto de Estudios sobre Estado y Participación de ATE reclama un nuevo sistema tributario provincial

Miércoles 5 de agosto de 2020 – Desde el equipo de políticas públicas del Instituto de Estudios sobre Estado y Participación (IDEP) de la Asociación de Trabajadores del Estado de la provincia de Buenos Aires (ATE), elaboraron un informe «para pensar un Estado provincial robusto en términos fiscales, que le permitan garantizar adecuadas condiciones de vida para los/as habitantes de la provincia, y empleos públicos de calidad y bien remunerados».

Destacan, a su vez, que los salarios del sector público han sido uno de los que más han visto reducido su poder de compra en el período 2015-2019 (30% en los 4 años de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires), y aseguran que, lejos del proyecto neoliberal que propone que el salario es un costo a minimizar, en un modelo soberano el salario es un elemento dinamizador de la demanda y el empleo.

Entre las medidas urgentes que se deberían aplicar mencionan que el ex fondo del conurbano bonaerense podría aportar $60.720 millones de pesos adicionales bajo la cláusula de ajuste por inflación; el teletrabajo, según estimaciones propias, tendría un ahorro fiscal entre $1.232 y $2.230 millones de pesos mensuales ($9.000 millones en todo el 2020) derivadas de bienes y servicios no consumidos (gastos corrientes); también piden la suspensión del pago de la deuda en 2020, que liberaría partidas presupuestarias por 242.394 millones de pesos.

El Instituto de Estudios Sobre Estado y Participación hace mención, en el informe, a reformas en ingresos brutos, señalando que con aumentos en la alícuotas sobre intermediación financiera y proveedores de internet se aumentaría la recaudación por más de $5.700 millones de pesos. También menciona la posibilidad de cambios en el impuesto inmobiliario, donde el revaluó fiscal podría significar $46.313 millones de pesos.

Además, propone fortalecer el impuesto a la herencia, que podrían implicar $4.000 millones de pesos. Y hace mención de algunas transformaciones estratégicas, como una nueva coparticipación nacional y una nueva coparticipación provincial.

Mencionan también la necesidad de un nuevo sistema tributario provincial y destacan que es importante mantener el criterio que los gastos corrientes, como salarios o bienes y servicios de consumo, mantengan fuentes de financiamiento corrientes para garantizar su sostenibilidad. Por este motivo, proponen que, para atender el aumento salarial que necesitan los y las trabajadoras del Estado Bonaerense, se utilice una parte importante del ex fondo del conurbano y, excepcionalmente, que para el año en curso y de ser necesario para el 2021, se haga uso de una parte de los recursos que se dejan de destinar al pago de los compromisos de deuda.

Desde IDEP-ATE también están trabajando en propuestas para la pospandemia, orientadas a encarar inversiones de capital social que son estructurales, como el Plan de Vivienda Populares, las reformas edilicias del sistema educativo, entre otras inversiones públicas.

Sostienen desde ATE que buscan «proyectar la provincia y el país que queremos y por eso generamos propuestas para cambiar de manera estructural la forma en que el Estado se apropia de los recursos», ya que entienden que «modificar el sistema tributario y la forma de coparticipar los recursos en el sentido propuesto, implicará sin dudas un gran avance hacia una provincia con una mejor distribución de la riqueza, más justa y con igualdad de oportunidades».

El informe completo en: atepba.org.ar/nota/19197/propuestas-para-recuperar-el-estado-y-el-ingreso-de-lxs-trabajadorxs/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *