Miramar, la ciudad de los niños

Fue fundada en 1888 por Fortunato de La Plaza, dueño de una estancia ubicada en el lugar del establecimiento de la población que originalmente se llamó «Mira Mar» cambiando su nombre al corriente debido a un error en la señalización de la estación de ferrocarril.3

Se destaca por su ambiente natural, su entorno familiar y su diseño urbanístico.5 En cuanto a lo primero, posee amplias playas gracias a una serie de barreras costeras que impiden el avance del agua por sobre la costa, tal como ocurre en muchas otras ciudades costeras argentinas.6

Además la ciudad ofrece diferentes alternativas culturales, museos, teatros y fiestas populares, y ofertas educativas en todos los niveles de la enseñanza, como así también medios de comunicación que mantienen a los pobladores y turistas informados.

Varios servicios de transporte terrestre la conectan con otras localidades de Argentina utilizando dos rutas provinciales que cruzan la ciudad. Posee un aeródromo que permite el aterrizaje de aeronaves particulares y tiene un servicio público urbano de pasajeros brindando transporte en horario laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *