Pablo Braghi: «A partir del 8 y 9 de octubre vamos a realizar el Corredor Productivo de la Ruta 5»

Prensa Suipacha

Por Federico García

Martes 29 de Septiembre de 2020 – El Centro Económico de Suipacha (CES) nació en el año 1970 cuando el entonces intendente de dicha localidad bonaerense, Manuel Miguel Mujica, convocó a Saverio Parisi, Redimio García, Rodolfo Milne y Alfredo Cirigliano para asignarles la misión de reunirse con los comerciantes de la ciudad y formar una entidad que tenga como objetivo “mantener, prestigiar y defender los valores económicos, éticos y sociales del comercio e industria local”.

Dicha reunión se llevó a cabo el 23 de septiembre de 1970 en la Biblioteca José Manuel Estrada y contó con la presencia de muchos comerciantes del distrito. Este año se cumplieron cincuenta años de aquel día y para celebrarlo, el intendente Alejandro Federico le entregó al presidente del CES una copia del decreto municipal por el que se declara de interés municipal la celebración.

Para conocer un poco más del Centro Económico Suipacha, Red Baires se comunicó con su presidente Pablo Braghi para conocer su trabajo en la comunidad y averiguar como están atravesando este duro momento ocasionado por la pandemia del Covid-19.

Hasta la publicación de esta nota, en Suipacha hay 24 casos activos de Coronavirus, 128 personas que se recuperaron de la enfermedad y 84 que están en aislamiento dentro de su domicilio. La localidad se encuentra actualmente en la Fase 4 del aislamiento, social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional.

-¿Cuáles fueron los objetivos del Centro Económico en sus inicios? ¿fueron cambiando?

El objetivo principal siempre fue el mismo. Un grupo de comerciantes y pymes de Suipacha que se juntaron con la intención de mejorar y estar todos juntos, y saber las problemáticas que estaba teniendo cada uno en sus diferentes rubros, para tratar de crecer. Que cada uno pudiera evacuar sus problemas y ver como dialogaban con quien estaba en la intendencia en esa época.

Hoy sigue siendo lo mismo pero a partir que el CES se asocia a la CAC (Cámara Argentina de Comercio), CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) y FEBA (Federación Económica de la provincia de Buenos Aires) uno pasa a ser una base de un termómetro de lo que pasa en el ámbito provincial y nacional.

-¿Cómo están atravesando este momento de aislamiento por la pandemia de Covid-19?

Creo que hubo dos momentos muy críticos de los que yo he podido vivir. Uno fue el 2001, un momento muy crítico donde estábamos sufriendo todas las personas, desde nuestros empleados hasta el mismo comerciante. Otro momento es éste y lo estamos tratando de atravesar de la mejor manera posible.

Hay rubros que están muy bien, otros que están más o menos y otros que están muy mal, y a uno que le toca estar en esta posición, que no es lo más lindo porque estás viendo gente que va para adelante y muy bien, y sectores como los gastronómicos o la industria del turismo que están mal.

Yo tengo un comercio, vendo materiales eléctricos y estoy al cincuenta por ciento de mi facturación con la misma estructura. Los corralones pareciera que venden un montón pero a lo mejor están vendiendo anticipado para la gente que quiere sellar un precio para que no se desvalorice el dinero, pero no es que están vendiendo más. Estamos en el cincuenta por ciento en algunos rubros, otros en el treinta y otros en el sesenta, pero nadie está al cien por ciento.

-En el marco del aislamiento, ¿qué actividades están llevando adelante?

En el mes de la madre, que empieza en octubre, vamos a realizar la cuponera. Un incentivo que el comercio da a sus clientes, donde éste pone una cierta cantidad de dinero (se hace en conjunto con la Secretaría de Producción de la Municipalidad de Suipacha que pone los cupones) y hay órdenes de compra y premios que se sortean a fin de mes. Cada persona que entra a un negocio puede llenar uno, dos o tres cupones y entra en el sorteo mensual. Es una forma de incentivar la venta, que el cliente entre al negocio y se vaya contento.

También, gracias a FEBA, CAME y CAC, hemos tenido charlas online. Herramientas de marketing, de publicidad, cómo posicionar tu marca. A partir del 8 y 9 de octubre vamos a realizar el Corredor Productivo de la Ruta 5, que llega desde Mercedes hasta La Pampa. Estamos haciendo por la plataforma de CAME una rueda de negocios para ver como nos fortalecemos a nivel regional.

-¿Cómo es el trabajo a nivel regional y provincial? ¿Cómo los cambió el pasar a ser parte de asociaciones provinciales y nacionales?

A nivel provincial estamos agremiados a la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires, donde tenemos mucho diálogo y nos ayudan. En el orden regional está el Corredor de la Ruta 5, que está teniendo cada vez más fuerza y sirve para saber lo que estamos produciendo. A lo mejor alguien de Suipacha no está enterado que alguien de Trenque Lauquen está fabricando tal producto y tiene menos costo traerlo de ahí que de otro lado.

-¿Crees que después de la pandemia habrá un cambio en la manera de comercialización?

Primero fue un problema y hoy, en muchos rubros, nos llevó a aggiornarnos con cosas nuevas. Poner un e-comerce, un Mercado Pago o ponerse a trabajar con los CBU del Banco nos llevó a un cambio en la venta y en la cobranza.

Dicen que detrás de toda crisis hay una oportunidad y creo que si le encontramos la vuelta tenemos que encontrar urgente la oportunidad. Es difícil pero creo que el comerciante y la pyme tienen que estar lo más despierto para poder salir de esto lo más urgente posible. La pandemia no se terminó pero si podemos trabajar con los protocolos para los empleados y para nosotros, urgente hay que ponerse a producir porque sino esto es una debacle.

-¿Cómo es el vínculo con el Estado municipal?

Tenemos muy buen trato. El CES no entró en la mesa chica de los protocolos de cada uno de los rubros pero sí nos escuchan cuando hablamos y pedimos. Entendemos que es difícil resolver algo que a alguien no le gusta pero ya tenemos casi todo abierto en Suipacha, tenemos pocos casos, intentamos cuidarnos y lo lindo sería ir aflojando y que todo el mundo entienda el tema de los protocolos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *