«El Astillero Río Santiago se encuentra reactivándose de a poco, ya tiene los insumos que necesita»

Por Federico García

A más de dos meses de la asunción de Axel Kiciloff como gobernador de la provincia de Buenos Aires, la diputada provincial del Frente de Todos (2017-2021) por la Tercera Sección Electoral, Susana Gonzalez, da su visión sobre la situación económica de la provincia, el legado de Vidal, la seguridad, la situación de Astillero Río Santiago y los subsidios energéticos.

Nació en Ensenada, es abogada, fue secretaria de seguridad de la gestión de Mario Secco y es hincha de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

-¿Cómo analizás los primeros meses de la gestión de Kiciloff?

Veo cambios, algunos preferiría que fueran más rápido, pero la provincia está en una situación terrible. El ministro de Obras Públicas informaba que se encontró con una deuda de 1700 millones de pesos de obras paradas en un 80 % por falta de pago. Lo veo bien avanzando con el programa “Escuelas a la obra”.

Es un reclamo que venían haciendo docentes y padres. Durante estos cuatro años del gobierno de Vidal no lo sólo no se construyó ninguna escuela sino que no se invirtió en infraestructura, tuvimos la desgracia de dos docentes fallecidos, tuvimos cientos de escuelas que no podían dictar clases, o que lo hacían sin estufas, con vidrios rotos. Era un reclamo que venían haciendo los docentes y creo que ha empezado a saldarse con este programa.

En lo que respecta a las medidas económicas creo que haber dotado al Banco Provincia de la herramienta que debe ser, crédito para las pymes, y no que sea una herramienta de la timba financiera. Las moratorias de las pymes son un paso importantísimo. Y creo que a partir de allí la provincia va a empezar a reactivarse de a poco, por lo menos ha dejado de caer, que veníamos con 36 meses consecutivos de caída en todos lo parámetros económicos.

Va a empezar a subir de a poquito, esto es algo que no lo vamos a ver ni este año ni creo que el año que viene. Creo que va a costar. Son pasos pequeños pero firmes. Es un esfuerzo compartido entre la gente que tiene que tener paciencia, que es un gobierno nuevo, que ha asumido en una situación desastrosa para la provincia.

-¿Y la gestión de Vidal como la analizás?

Fue una gestión desastrosa, demonizando a los gremios, a los trabajadores, diciendo que había muchos ñoquis en la administración pública, que ellos metieron más, con mayores sueldos, se valieron de la ley de emergencia administrativa para hacerlo. Cada rincón que tocas de cualquier ministerio es un desastre, vacunas que estaban vencidas, guardadas en un depósito. Hay brote de sarampión en la provincia, una enfermedad que ya estaba extinguida, hay sífilis, y eso es por falta de políticas públicas en materia de salud.

Lo peor que nos dejó Vidal fue la deuda, 80 % en dólares. Pero también la deuda social, en salud y educación. Han sido los cuatro factores preponderantes del gobierno de Vidal, con un blindaje mediático fenomenal. Un blindaje que aún continúa. Aún hay medios que se dedican a criticar la gestión de Kiciloff, a dos meses de haber asumido, no habiendo criticado en ninguno de los cuatro años la gestión horrorosa que ha tenido la gobernadora Vidal.

-¿En qué situación se encuentra el Astillero Río Santiago?

El Astillero Río Santiago se encuentra reactivándose de a poco, ya tiene los insumos que necesita. Están tratando de reactivar la negociación con Venezuela para tratar de terminar el Eva Perón,que le falta un cinco por ciento, y continuar con el Juana Azurduy, para que se puedan ir y que la grada esté vacía para poder trabajar. También se viene un tiempo de mucha obra pública en la provincia de Buenos Aires con manos del Astillero Río Santiago, que eso es importante porque es un ingreso genuino para la provincia, además de ser una herramienta de estabilidad para los trabajadores.

Yo creo que el Ministerio de Producción, de la mano de Augusto Costa, con las directivas del gobernador, va a a intentar levantar el Astillero, para que la provincia no tenga que poner plata en su manutención sino que se auto abastezca. Así que estoy esperanzada con mi Astillero Rio Santiago.

-Como ex secretaria de seguridad, ¿cómo analizás la gestión de Ritondo y cómo ves la de Berni?

Yo fui muy crítica de la gestión de Ritondo, siendo secretaria de seguridad (de Ensenada) estuve dos años bajo su gestión. Mucho marketing, mucha publicidad con la lucha contra el narcotráfico, y si vos ves las causas judiciales es bagatela lo que se ha secuestrado en la mayoría de los casos, no ha habido grandes secuestros.Ha sido todo una pantomima, una puesta en escena derribando casas. Pero en materia de seguridad los insumos siguen faltando. Se compraron vehículos, que estuvieron dos años en un depósito en la ruta 36 y 520, y que no eran entregados porque el destino de eso era para usos políticos. Hay muchas falencias en las comisarías, en los comandos de patrulla.

Creo que al ministro Berni le va a costar levantar el tema de seguridad, pero ha empezado por algo muy importante que es profesionalizar a la policía. La policía local necesita hacer carrera dentro del sistema de seguridad de la provincia, necesita reglas claras, que estén acordes a los derechos humanos y a un país democrático, que se terminen esos vicios de la policía donde hace cosas que no debe en función de las estadísticas que quiere mostrar. Que eso venga con un aumento salarial acorde a la necesidad de los efectivos policiales. La mayoría de los efectivos son muy buenos y ponen el pecho permanentemente en la calle por un salario paupérrimo.

Después, es un ministro que quiere trabajar codo a codo con los municipios, que es lo que nosotros reclamábamos. Porque quien más que el intendente y su equipo sabe cuales son las falencias de seguridad que hay en su distrito, y poder, no dirigir a la policía porque es de la provincia, pero si formar parte de la mesa de decisiones y que estén en conocimiento pleno de cuales son las directivas que baja el ministro para poder trabajar en el territorio.

-¿Cree que deberían volver las policías locales?

En nuestro caso, en Ensenada, fue muy bueno, en otros municipios no fue buena. El Intendete Mario Secco invirtió mucho en la academia de policía local, para intentar que esa inversión tuviera frutos en una policía bien formada, una policía con recursos. De nada sirve generar egresados de las policías locales si no tienen chalecos antibalas, si no tienen armas, equipos de comunicación, si no tienen vehículos. No me parece mal la idea de reabrir las policías locales. Yo soy de la idea que la profesionalización para la graduación tiene que ser de tres años, no menos. A mi no me sirven policías que tengan seis meses o un año de preparación, porque aprenden un poquito de todo pero no todo lo aprenden bien.

Creo que hay que fijarse metas a largo plazo donde la formación de la policía sea de mayor horas cátedra, para que salgan con todos los conocimientos que necesitan y que puedan ser una herramienta para la sociedad, y reconciliar a la sociedad con el sistema policial, que hace años, desde la maldita policía, que no hay una comunión con la policía, cuando tiene que ser aquello que nos hace sentir seguros. Es el último que, ante una situación terrible, yo tengo que tener la tranquilidad que si llamo van a cubrir y van a actuar en consecuencia.

A nuestra sociedad le falta eso, la mancomunión con el el sistema policial, que ha sido cuestionado y que será siéndolo hasta que se cambien las reglas del juego. Es un tema muy complicado. Tenemos un ministro que está a la altura, porque tiene los conocimientos. No por haber sido secretario de seguridad de la Nación, sino por su formación militar. Es una persona que, a pesar de sus conocimientos militares, ha contribuido mucho a democratizar la Policía Federal y creo que va a hacer lo mismo en la provincia de Buenos Aires. Estoy muy confiada en Sergio Berni.

-¿Qué opinión tenes con respecto a los subsidios energéticos?

La deuda también con las energéticas es grandísima, lo que dejó el gobierno de Vidal. Durante los cuatro años las energéticas han llenado sus bolsillos de una manera inusitada, creo que es hora que el esfuerzo lo hagamos todos juntos. Todos los países del mundo tienen subsidios a la energía, lo que sí creo que esos subsidios tienen que ir dirigidos a los sectores más vulnerables de la sociedad y también tienen que ir dirigidos como política pública a las economías regionales y las pequeñas y medianas empresas, que son en definitiva las que necesitan ponerse en marcha para que esta provincia comience a ser productiva y pueda pagar sus deudad, y pueda garantizarle derechos a los bonaerenses.

Creo que el Estado nacional debe colaborar con el provincial, aunque están los dos es un sistema ruinoso. Porque es la provincia más habitada, la que más demanda energía y se necesita no sólo para el uso cotidiano sino para dar arranque al engranaje de la producción y la industria.

-¿Crees que la renegociación de la deuda es un escollo para la gestión provincial y nacional?

Totalmente segura de eso. La Argentina tiene un programa económico, al igual que el gobierno provincial. Pero ese plan económico está supeditado al acuerdo que se logre no sólo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sino también con los acreedores privados. A partir de ahí cuando uno sabe lo que tiene en su debe, y como va a poder cancelar su deuda, se puede hacer un proyecto a corto y largo plazo de lo que uno quiere en materia económica en su provincia, en materia productiva e industrial. Y también creo que la provincia debe esperar a que el gobierno nacional arregle con el FMI, con los acreedores privados, y establezca su presupuesto, para a partir de allí nosotros hacer un presupuesto acorde a lo que vamos a poder sostener durante todo el año y en que lo vamos a gastar.

Vivimos cuatro años con un programa económico que era la desindustrialización, el desempleo, la generación de deuda, y esos sectores que hoy critican son los que durante cuatro años han permanecido absolutamente cómplices a cada una de las políticas del neoliberalismo.

-Secco fue bastante criticado durante la gestión de Vidal, ¿crees que el alto porcentaje que sacó el año pasado fue un espaldarazo?

Creo que el triunfo por el 71 % de Mario Secco ha sido más que elocuente. 16 años de gestión, vamos a ir por 20. En dieciséis años de gestión siempre el apoyo de la ciudadanía tiende a bajar en cuanto a la cantidad de votos, y creo que la muestra de Mario Secco ha sido todo lo contrario. El único caso en la provincia que ha tenido una convalidación de la ciudadanía inmensa, creo que es producto de que la ciudadanía ha entendido que cuando Mario decía, no nos dan un litro de leche, de nafta, es verdad.

Una obra emblemática, como es la del camino Rivadavia, tres veces se inició, tres veces se paró. Tuvimos que retirar la luminaria pública para hacer la ruta provincial, que se paró, y tuvimos que volver a colocar la luminaria porque ni siquiera Vialidad provincial había demarcado el camino y había colocado la luminaria, y eso era la ruta de la muerte prácticamente, y la ciudadanía fue viendo todo eso. Fue viendo el recorte de la coparticipación durante tres años consecutivos, fue viendo que no se nos daba absolutamente ningún tipo de recurso, más que el fondo de fortalecimiento de la seguridad, que lo dieron una vez en los cuatro años de gestión. Y vieron como el intendente a pesar de la falta de recursos compraba móviles policiales, motos, maquinaria municipal, camiones, seguía haciendo plazas, seguía asfaltando.

Ceo que no hay que subestimar a la gente, y vio que a pesar de tener un gobierno nacional y provincial en contra, que no sólo no daba recursos sino que además nos perjudicaba con la baja en los puntos de coparticipación. Había un municipio ordenado, con un alcalde que tiene control de sus finanzas, que supo ahorrar, que supo invertir, que pudo seguir haciendo obras, no de gran envergadura, pero obras que la ciudadanía pedía y las pudo cumplir sin endeudarse, y entregar su mandato para asumir uno nuevo sin tener déficit. Me parece que lo de Mario Secco es un ejemplo a seguir, y creo que estos cuatro años van a ser los mejores de los veinte que lo va ver gobernando Ensenada.

-¿Qué desafíos cree que le quedan?

Creo que a Ensenada le quedan desafíos habitacionales, tiene que terminar los tres planes de vivienda que fueron parados. Que tiene que hacer más vivienda porque hay una demanda muy grande por parte de la gente. En Ensenada prácticamente no hay casas para alquilar, está en plena ocupación, y la terminación de la obra del camino Rivadavia, una de las rutas provinciales, la otra es la calle 43, que está destruida, y que es una inversión muy intensa para que la tome a su cargo el gobierno municipal, así que esperemos que el gobierno provincial y nacional nos pueda ayudar a terminar esa obra. Después Mario termianra lo que le falta de cloacas, de agua potable. En realidad agua potable tiene todos, pero lo que hay que hacer es un cambio de cañerías, sobre todo para la zona de Punta Lara, que es la que durante la época estival sufre las consecuencias de una empresa provincia de aguas que es completamente nefasta, que no sólo no se ha invertido sino que la han pintado muy bonita pero no hay agua en Punta Lara.

Creo que esos van a ser los ejes, apuntar a darle los servicios esenciales que necesitan los ensenadenses, apuntar a la demanda habitacional y terminar las rutas que son necesarias para la ciudadanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *