Desde la implementación del Plan Gas.Ar la producción alcanzó los valores pico de la pre pandemia

Lo señaló un informe del Instituto de Energía de la Universidad Austral

Jueves 11 de Noviembre de 2021 – El Instituto de Energía de la Universidad Austral, en colaboración con las Facultades de Ingeniería, Derecho y Ciencias Empresariales, presentó la edición de septiembre del informe sobre energía en el país, realizado en conjunto con la empresa HUB Energía y cuenta, además, con la participación de alumnos de las unidades académicas para su elaboración.

Al respecto el director del Instituto de Energía de la Universidad Austral, Roberto Carnicer, señaló que “el balance comercial energético en septiembre revierte la tendencia negativa, principalmente, por la menor importación de gas. La producción de gas natural de este 2021 fue inferior en 4 MMm3/d a la del mismo mes de 2019, lo que evidencia la tendencia alcista de producción que comienza a recuperarse por el impacto del Plan GAS.AR”.

 

 

Según detalla el académico de la Universidad Austral, el promedio las importaciones de gas de julio alcanzaron los 50 MMm3/d, con un aporte de GNL que represento el 2/3 de la importación total. La reducción de la demanda residencial en septiembre redujo fuertemente las importaciones de GNL a 20 MMm3/d. Además, Carnicer indicó que la participación del gas no convencional alcanzó su máxima penetración de la producción total, de casi el 52%.

Con respecto a la producción de crudo si bien la producción convencional siguió cayendo, la de no convencional revirtió su impacto y continúa con valores totales crecientes superando el pico máximo de septiembre 2019, representando este año el 33,8 % de la producción total.

Si bien durante la temporada invernal el balance comercial energético fue fuertemente negativo, el nuevo informe de hidrocarburos que elabora la Facultad de Ingeniería de la Universidad Austral reflejó que en septiembre hubo una tendencia alcista en la producción nacional de gas que alcanzó los valores pico de julio 2019. También se originó una caída de su demanda residencial, que permitió no sólo revertir esa tendencia, sino reducir sustancialmente la importación de gas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *