Comunicado del Servicio de Salud Mental del Hospital Pedro Mario Romanazzi

Como profesionales de la Salud Mental es nuestra obligación ética, bríndarles algunas herramientas a modo de protección que nos ayuden a sobre llevar la situación que atravesamos y a manejar nuestras emociones.

1- Evitar la sobreinformación

La sobreinformación que puede generar muchísima ansiedad. Para cuidarnos, hay que evitar estar con la tele encendida todo el día escuchando noticias sobre el coronavirus. Sólo nos informaremos en un momento concreto del día que hayamos elegido previamente. Pueden ser los informativos de la mañana, de la tarde o de la noche, lo que nosotros queramos, pero solo una vez al día. El resto del día estaremos ocupados haciendo actividades que no estén relacionadas con este tema.

2- Afrontamiento positivo

Debemos centrarnos cognitivamente no en que no nos dejan salir, sino en que, gracias a nuestro sacrificio personal, estamos haciendo un bien para los demás y la sociedad. Que estamos haciendo algo que es esencial para el bien común. Enfocarnos en que, aunque es difícil, quedándonos en casa estamos salvando vidas.

3- Utilizar la tecnología

Servirá para mantenernos unidos a nuestros seres queridos entretenernos, libros, películas

4- Mantenerse activo

Limitar el tiempo que pasamos conectados a la tecnología. Buscar actividades manuales y formas de pasar el tiempo separados de las pantallas, juegos de mesa, cartas, sopas de letras,etc. Buscar formas de actividad física que podamos realizar en casa o patio.

5- Planear una rutina diaria

La diseñemos para nosotros mismos previamente y cumplirla:
-Horario de levantarnos
-Repartirnos las tareas del hogar
-Colaboramos con las tareas escolares y laborales enviadas virtualmente
-Diseñar el plan alimentario diario o semanal entre todos los miembros de la familia
-Elegir a un miembro de la familia como responsable de salir a realizar las compras o algún trámite urgente
-Respetar horarios de descanso

6- Ayudarse mutuamente

Reunirnos entre todos y tomar conciencia de las ansiedades, miedos , broncas, rebeldías o enojos que pueden suponer estos días a nivel psicológico. Hacer un “acuerdo de paz”, mediante el cual, vamos a colaborar y a apoyarnos los unos a los otros, esforzándonos en hacer la vida más llevadera a los demás durante este tiempo. Vamos a pasar estos días juntos de la mejor forma posible.

7- Qué hacer con los niños

Hacemos los deberes, después de comer vemos la tele o jugamos con tecnología y por la tarde aprovechamos la situación para hacer actividades especiales en familia. El consejo de mantener un horario y una rutina es fundamental. Por ejemplo: por la mañana Los niños deben comprender por qué no debemos salir de casa: no por el miedo a contagiarnos, sino porque de este modo estamos protegiendo a personas de salud frágil. Hacerles entender que estamos haciendo un acto lleno de valor y sentido trascendente.

“Que seamos ciudadanos responsables no es incompatible con sentir: Confusión, inquietud, sensación de descontrol, miedo, culpa, impotencia, tristeza, irritabilidad, inestabilidad… son precisamente las emociones las que nos hacen humanos.”

Compartirlas con alguien que nos trasmita seguridad , confianza ayuda a hacerlas más tolerables y poder regularlas.

(Aclarar que algunas de estas actividades propuestas para esta situación pueden ser tenidas en cuenta para continuarlas y mejorar los vínculos familiares).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *