Avanzan las obras de las viviendas que ACUMAR construye en Monte Grande

En el marco del Plan de Urbanización de Villas y Asentamientos a través del cual se busca dar soluciones habitacionales a familias que se encuentran en situación de riesgo ambiental dentro de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Prensa ACUMAR

Miércoles 15 de Junio de 2022 – Trabajadores de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) acompañaron este miércoles a un grupo de familias de los barrios La Morita y San Ignacio, de la localidad de El Jagüel, Partido de Esteban Echeverría, en una recorrida por las obras de las viviendas que se están construyendo en el barrio Montecarlo de la localidad de Monte Grande.

.

Cabe destacar que el barrio Montecarlo forma parte del Plan de Urbanización de Villas y Asentamientos a través del cual se busca dar soluciones habitacionales a familias que se encuentran en situación de riesgo ambiental dentro de la Cuenca Matanza Riachuelo.

.

La visita se realizó con el objetivo de que los grupos familiares conocieran las unidades habitacionales y pudieran constatar el grado de avance de las obras. En una primera etapa, se espera realizar durante 2022 la mudanza de 180 familias que hoy viven en los barrios La Morita y San Ignacio, en las cercanías del arroyo Ortega.

.

El complejo contará en total con 240 unidades de 2, 3, 4 y 5 dormitorios y se suma a otras obras que, como las de Barrio Lindo I y II, en Almirante Brown, se retomaron a través del Programa Reconstruir del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación que trabaja en la reactivación y finalización de aquellas viviendas que fueron paralizadas en su ejecución entre los años 2016 y 2019, como asimismo aquellas que, habiendo sido proyectadas o aprobadas, no fueron iniciadas.

.

ACUMAR, en articulación con las diferentes jurisdicciones, realiza el acompañamiento de cada familia antes, durante y luego de establecidas en sus nuevos hogares de manera tal de garantizar que su adaptación se desarrolle en un marco de respeto por sus derechos y que se logre una adecuada apropiación del nuevo espacio, en línea con el “Protocolo para el abordaje de procesos de relocalización y reurbanización de villas y asentamientos precarios en la Cuenca”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *